PRINCIPAL     HISTORIA                            

 

La necrópolis celtíbera de Valdenovillos está situada en el término municipal de Alcolea de las Peñas (Guadalajara). Sus yacimientos, junto a los del Perical y cerro Otero, forman parte de un conjunto de yacimientos que fueron excavados por el marqués de Cerralbo entre 1914 y 1930. Los materiales encontrados fueron depositados en el Museo Arqueológico Nacional en 1940, y corresponden al periodo de transición entre la primera y segunda Edad de Hierro.

 

Según refleja el Ministerio de Educación y Cultura en su página web, los arqueólogos que intervinieron en las excavaciones fueron los siguientes: Enrique Aguilera y Gamboa, Ignacio Calvo Sánchez, Adelaida Diego Vicente, Saturio Fernández Godín y Gabriel Flórez Suárez.

 

Valdenovillos se encuentra en una pequeña llanura de tierra arcillosa sedimentaria al sur de Alcolea de las Peñas, a 1 km de distancia aproximadamente. Debido a las acciones vandálicas de muchos irrespetuosos de la historia y la cultura, la zona está literalmente arrasada. Nos queda hoy en día los restos de un espacio cuadrangular de 40 por 80 metros, definidos por varias hileras de piedra arcillosa. Tenemos notificación de su existencia por publicaciones de la época y posteriores que recogen sus hallazgos.

 

Hace pocos años se rescataron del olvido todas las piezas encontradas y se procedió la ordenación  y estudio de los yacimientos encontrados por el marqués de Cerralbo. Algunas piezas estaban clasificadas por su número de sepultura y la calle que ocupaban en la necrópolis, aunque el paso de los años da pocas garantías de su correcta ordenación.

 

Han desaparecido numerosas anotaciones y etiquetas de los materiales de Valdenovillos. Una de las piezas etiquetadas está numerada como perteneciente a la sepultura número 103, por lo que nos hace pensar que fueron muchas las tumbas exhumadas por el marqués de Cerralbo.

 

Los objetos más significativos cuyo estudio porporciona más datos culturales y cronológicos son los siguientes:

  - Broches de cinturón de placa romboidal o triangular, con un número de garfios que oscila de 1 a 4 escotaduras laterales.

 - Fíbulas de múltiples formas (de doble resorte, filiformes, con puente de cinta, de bucle, de alcores , ovalado laminar,...). Según Almagro y otros autores se situan cronológicamente entre los años 600-400 a.C

 - Algunos materiales de hierro en mal estado de conservación, como espadas y empuñaduras.

 - Cerámica diversa en mal estado (cuencos, urnas,...).

 

Todas estas piezas están recogidas perfectamente clasificadas en el trabajo realizado por Maria Luisa Cerdeño Serrano en "Estudio sobre la necrópolis celtíbera de Valdenovillos(Guadalajara)". Llega a la conclusión que la cronología de la necrópolis celtíbera de Valdenovillos abarca desde finales del siglo VII hasta el siglo II a.C., siendo su mayor apogeo en el siglo V.

 

Fuentes:   Web del Ministerio de Educación y Cultura www.mecd.es

               "La necrópolis celtíbera de  Valdenovillos (Guadalajara)"

               de Maria Luisa Cerdeño Serrano (pdf en internet)

Imágenes:  "La necrópolis celtíbera de  Valdenovillos (Guadalajara)"

                de Maria Luisa Cerdeño Serrano (pdf en internet)